Por el Ojo de la Cerradura

Mi vida escapa a la normalidad en muchas formas, y son esas experiencias las que quiero compartir por esta via con el mundo. Busco mostrar solo ciertas partes de mi que enganchen la curiosidad de quien me lea, para que por unos momentos entren en contacto con mi propia esencia y logren verme a traves del ojo de la cerradura.

Nombre: Sebastian
Ubicación: Ciudad de Mexico, Mexico

miércoles, marzo 30, 2005

De regreso...¿?

Ya me quitaron el yeso, ahora estoy con una ferula. El doc me tiene haciendo ejercicios de rehabilitacion, ya que los ligamentos de TODO el brazo sufren por 15 dias de no haber sido usados. 15 dias! Asi que un poquito de paciencia porque todavia no puedo escribir con las dos manos, va?
Ahora, yo me pongo a pensar un poco, si en tan solo 15 dias de no uso el cuerpo se deteriora, que sucedera con el corazoncito despues de vivir desocupado por un periodo de casi 6 años? Aun cuando existieron intentos de reapertura en esos añitos, mi corazon no fue revivido por alguien mas hasta hace unos meses (
febrero). Quien ha seguido mi blog desde entonces sabe cuales fueron los efectos de este evento en mi vida, quien me conoce bien lo sabe aun mejor, y dichos efectos fueron impresionantemente hermosos asi como destructivos.
Hago este recuento porque es importante para el desarrollo de la idea que tengo clavada en mi cabeza y que no habia logrado bajar a la conciencia desde hace ya un rato que empezo a crearse.
¿Que tanto puede atrofiarse sentimentalmente el corazon? Hoy traigo un choque entre fantasia y realidad en cuanto a lo que mi corazon desea y lo que tiene, o creo tenerlo, ya que no hay ni in apice de seguridad en lo que la vida me esta ofreciendo ahorita.
Todo empezo como una relacion idilica, radicando en la fantasia mas perfecta, todo lo que el ser humano puede pedir emocionalmente. Obvio la realidad le pego a dicho momento, sumergiendo a los dos en nuestros mas profundos miedos, generando un nivel de crisis, que por lo menos en mi me hizo pensar en sacar cita con un psiquiatra para empezar a tomar pequeñas pastillitas azules. Despues de ese torrido viaje a dos de los mas violentos extremos que he vivido en mi vida, el ritmo natural de las cosas nos lanzo a la tendencia por el centro y el equilibrio. De ahi nacio la fabulosa, y tan temida, idea de "vamos a conocernos mas, vamos a ser amigos", la cual represento una linea de salvamento al debilitadismo lazo que en ese momento nos unia. Seguimos tal idea, tomar cafe, platicar hasta que el frio nos hacia regresar a nuestras respectivas casas, etc. Claro, aparecio la sexualidad, y esto esta abriendo todo un nuevo camino de exploracion en nuestras vidas.
De haberse dado esto en otro momento, en el cual mi corazon no necesitara de ejercicios de rehabilitacion, quiza estaria mucho mas tranquilo, contento y expectante del siguiente paso que podria darse. Hoy me encuentro total y completamente confundido, no se cual es el siguiente paso, no se si hay o habra un siguiente paso, no se si quisiera quedarme en este paso.
En serio, ando de lo mas extraño. Creo haber caido en la estupida fantasia infantil de "la relacion perfecta", de esas que surgen de los cuentos de hadas, o por lo menos de la cabeza de Disney, en las cuales hay que luchar por el amor y este llegara en todo su esplendor con todo y pajaritos cantando sinfonias clasicas. Creo haberme perdido en un punto entre esa escena y la de la Reina de Corazones (Alicia en el Pais de las Maravillas) pidiendo a gritos que le cortaran la cabeza por insolente. Creo que ese punto comienza solo a describir lo que esta pasando por mi cabeza y dentro de mi corazon.
Alguien alla afuera conoce alguna terapia de cardio-rehabilitacion emocional???
Me pasarian tarjetas porfis???

2 Comments:

Blogger pUpPe said...

Sí se atrofia ehh! Yo un tiempo estuve "emocionalmente castrada" Y es algo completamente horrible.
La única rehabilitación que conocí es empezar a sentir poquito a poquito. Cuándo era abrumante, pintaba retirada, pk en ese momento era demasiado.
Animo Sebastián, tarde o temprano las cosas deben caer en su sitio.
Ojalá te mejores pronto de tu brazo.
Besitos =)

6:55 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo estuve en una relación por 8 años. Tenía mi anillo de compromiso y todo. Pero terminó. Han pasado dos años ya y sigo emocionalmente atrofiada.

Pero no se preocupe. A veces es bueno dejar de pensar y sentir, solamente sentir. Sin miedo ni esperanzas. Date esa oportunidad. Hay cosas que no puedes solucionar. Que no tienen solución. No todo amor termina en una relación. Es triste, pero inevitable, a veces.

Y por lo que leo, tu corazón no está ni remotamente aletargado. Simplemente es que no quieres sentir lo que sientes.

Un beso y no importa que escribas solo con una mano. Yo tengo dos ojos y te leo con avidez.

10:03 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home