Por el Ojo de la Cerradura

Mi vida escapa a la normalidad en muchas formas, y son esas experiencias las que quiero compartir por esta via con el mundo. Busco mostrar solo ciertas partes de mi que enganchen la curiosidad de quien me lea, para que por unos momentos entren en contacto con mi propia esencia y logren verme a traves del ojo de la cerradura.

Nombre: Sebastian
Ubicación: Ciudad de Mexico, Mexico

jueves, noviembre 18, 2004

Cambios y el Señor Cerebro

Ayer estaba con beverly, una amiga mia, en su cafe "Cafe San Jacinto" (lindo lugar en San Angel, jeje) leyendole su carta cuando surgio el tema de los cambios. A ella, como a mucha gente, los no la entusiaman demasiado, aunque cuando son inminentes se agarra los pantalones y los lleva a cabo.
Eso me puso a pensar mucho sobre mi actitud a los cambios. Dicha actitud, como muchas cosas en mi vida, parece provenir de otra dimension, siendo extremadamente rara, cero normal. El cambio en si mismo no me agobia, de hecho los disfruto cuando estan desarrollandose, pero el anuncio de un cambio, o la necesidad de, es lo que al parecer me aterra. Es un miedo bastante estupido, ya que la experiencia del cambio es de hecho disfrutada por mi, pero la sola idea de que mi vida no puede continuar como lo es, y aclaro que no importa si es buena o mala, me pone los pelos de punta.
Podria definirlo como un problema con la continuidad. Cuando conocemos algo, ya sea positivo o negativo para nuestras vidas, ese hecho, circunstancia, sentimiento o lo que sea, se mantiene presente, recordandonos que seguimos aqui, y mientras este en mi vida yo puedo sentirme vivo porque me conecta con una realidad. Lo ridiculo en todo esto es que cuando algo amenaza esta continuidad reacciono mal, buscando mantener mi vida tal cual esta, sin detenerme a pensar si un cambio podria generar un mejor futuro, o un mejor presente, lo cual me pondria en una situacion mas dinamica que la presente. Pero acabo sintiendome mal, temeroso, vulnerable, y todos mis mecanismos de defensa se activan en ese instante.
Mecanismos de defensa. No es mi intencion iniciar una catedra psicologica aqui, pero es importante aclarar que dichos mecanismos son recursos que nuestra mente tiene para dar contencion a la persona en momentos que le generen estres y/o dolor que no pueda manejar.
Aqui es donde entra el segundo ingrediente de este post, la mente. Fue en una platica que tuve hoy con otra muy querida amiga, en la que se discutio ese poder malevolo que tiene la mente para convencernos que debemos vivir por y para ella, y se nos olvida que es solo una mas de las herramientas que tenemos para lidiar con nosotros y con el mundo. No estoy diciendo que debemos olvidarnos de ella, no, es una herramienta poderosisima, pero debemos darle solo la su justa importancia, nunca mas ni nunca menos.
Cuando esto pasa, cuando nos convertimos en sirvientes de nuestra mente y de la razon, somos muy vulnerables a comprarnos etiquetas autoimpuestas, modificando asi nuestro comportamiento para vivir bajo los estatutos de la definicion de nosotros mismos que nuestra mente ha aprobado, y eliminar estas etiquetas se convierte en toda una aventura. Una aventura de la cual saldremos victoriosos si y solo si logramos bajar al cerebro de ese trono dorado en el cual nosotros mismos lo posicionamos.
Les platico todo esto porque estoy precisamente en esta aventura, y una de las estiquetas con las cuales estoy luchando por quitar en este momento tiene que ver con este miedo al cambio, y cuando digo luchando es en serio.
Pero la vida es muy simpatica en cuanto a la forma en que te va poniendo las cosas enfrente. Ahora lo ha hecho, conmigo, llevandome a platicar con personas importantes en mi vida, personas que respeto, los temas y los conceptos que necesito. Pero ahi hay una bronca, lo ha hecho por separado, nunca te va a dar las cosas masticadas y en la boquita, no lo hace tan facil, asi que solo si estas dispuesto a hacer ciertos cambios podras ver los ingredientes y unirlos de tal forma que te den las herramientas necesarias para cambiar. Justo mi miedo actual, recuerdan? La vida es muy caprichosa, y me cae muy bien!

1 Comments:

Blogger Alice said...

Creo que la vida tiene sabiduría infinita. Te hace vivir situaciones que te entrenan para momentos más intensos por venir y te quita aquello que y o te sirve--- aunque te aferres a ello.
Pero lo intresante es que por más que luches y patalees de que te obligan a cambiar cuando pasa el tiempo y haces la reflexión hacia atrás de eso te s cuenta que si no fuera por todos los caminos que tomaste, las decisiones que hiciste, los errores, los aciertos, todo eso suma a lo que eres ahora. Dicho de otro modo, llegar aqui es consecuencia de todo eso si no quien sabe donde estarías hoy.
-Si no se entiende esto echale la culpa a los mocos

10:07 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home